Los Narcisistas – Un Tema de Actualidad en el Amor

Los Narcisistas Un Tema de Actualidad en el AmorHablemos de nuevo de los narcisistas y sus parejas…

Este artículo es una respuesta a hablar de nuevo de estos amores como respuesta a la gran cantidad de mails y consultas que me llegan sobre estos vínculos afectivos. Pareciera que es lo de hoy, en las relaciones de amor.

Puedo recordar, sin temor a equivocarme que son más de mil quinientas consultas al respecto…lo cuál da cuenta del sufrimiento e interés sobre el tema.

Los Narcisistas – Un Tema de Actualidad en el Amor

De esta manera doy respuesta a todos los lectores que han acudido en mi consejo y ayuda. Y de nuevo pondré el acento sobre la dinámica que se establece con personas con alto grado de narcisismo.

Recordemos que las personas con marcados rasgos narcisistas se consideran superiores, nadie es capaz de estar a su altura. Y si tienen éxito, mucho menos, estarán dispuestos a adoptar actitudes despóticas y de desprecio, principalmente con sus parejas.

En el fondo este sentimiento de grandiosidad dispone de una autoestima que se encuentra por los suelos y por supuesto, una gran inmadurez emocional. Para la vida afectiva, en lo general, y para los narcisistas en lo particular, todo lo que tenga que ver con una exageración, necesariamente tiene que ver con su opuesto.

Es decir, me siento y me muestro grandioso porque en el fondo me considero un pobre diablo y tengo la impresión que carezco de valor. Eso no quiere decir que realmente lo sean, en realidad, así es como se sienten.

La Leyenda de Narciso, en la cultura griega es por todos sabido. Un joven delicado y excepcional en su belleza que desprecia a quién le pide su amor, así, una vez que Eco se ha enamorado de él, la desprecia por no encontrar más que su resonancia, al mismo tiempo, otro joven se enamora de él y lo desprecia. Éste suplica a los Dioses su castigo. Su ruego es escuchado por la Diosa Némesis quién lo castiga al enamorarse de sí mismo al ver el reflejo en su propio manantial. Ante la tragedia de no poder desprenderse de la imagen reflejada, murió de hambre y en su lugar nació lo que hoy, conocemos como la flor del narciso.

En general las personas narcisistas, rara vez, pasan desapercibidas, siempre cuentan con un catálogo de conductas que se manifiestan de la siguiente manera:

Insensibilidad crónica: no es capaz de sentir empatía por las personas con las que se relaciona. No comprende que los otros también son seres humanos, por el contrario, sus necesidades son las únicas apremiantes en una relación. La pareja, en este caso, sólo tiene que tener ojos para él o ella, lo demás son cosas inferiores de la vida humana que desprecian.

Menosprecio a la pareja: y no solo a la pareja sino a la relación de pareja, lo cuál no constituye un ambiente nada agradable para el amor y la intimidad. Exige, una admiración incondicional, un amor y atención que se encuentran fuera de los límites. Pero después la acusa o lo reprime por no tener una vida propia. Una incongruencia sentimental de la cuál no hay salida.

– Con los narcisos hagas lo que hagas pierdes y eso se llama doble vínculo, es decir, enloqueces en la vida cotidiana, te pierdes y después eres acusado por ello.

Envidia exagerada: no toleran ni el más pequeño logro de los demás, los de la pareja mucho menos. Optarán siempre por desvalorizar hasta el menor éxito de la pareja. Y no van a descansar hasta verla bajo su yugo de superioridad. No logran integrar el logro en pareja, por el contrario o son ellos o nadie.

Siempre arrogantes y manipuladores: nada los conmueve, se muestran fríos y calculadores. Sus relaciones son utilitarias, sí me ayudas y me sirves está muy bien, de lo contrario, no importan nada en la vida, tendrás que vértelas en soledad.

Sus fantasías inconscientes siempre son de grandiosidad: con alta frecuencia jamás llegan a ser lo que prometen. Todo tiene que ser grandioso, de lo contrario, no tiene importancia.

Se sienten los mejores: por tanto no arriesgan por temor a fallar. Las decisiones las dilatan, los conflictos los evaden, son para los mortales, no para un alma tan grandiosa. No tolera el rechazo. Su herida narcisista sale a flote en cualquier reclamo. Ellos son perfectos.

Y si te atreves a protestar: su ira es destructiva, la naturaleza misma de su vida afectiva no permite que le digas que no “da el ancho” ni en lo sexual, ni en lo social, ni en las relaciones, ni en la vida familiar, aunque en el fondo, toda pareja de narcisistas, sabe muy bien que es un pantalla y que en la intimidad la vida es otra cosa muy distinta.

En resumen vivir al lado de una persona narcisista como pareja implica una serie de riesgos importantes, pero sólo tu puedes decidir sí estás dispuesto a vivir bajo la sombra de tu gran amor…

Y vuelvo nuevamente a las necesidades de las personas que me consultan cada día, puedo sentir su sufrimiento y desamor. La traición se les viene encima de su proyecto de vida. Y por ello, hacia el 25 de agosto de este mismo año, estará listo el libro electrónico; puedes apartarlo desde Ya…

La vida al lado de un amor narcisista.

Te pido que me mandes tu historia me encantaría incluirla como corolario…

Gracias por leerme, mi misión e intención es la calidad de vida emocional…Algunos de los temas tratados en estos artículos, puede cuestionar su visión del mundo…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *