16 Aceites esenciales aromáticos más populares

16 Aceites esenciales aromáticos más popularesEste es un resumen de los aceites esenciales aromáticos más populares entre los amantes de las fragancias. Te proponemos un resumen de las 16 más comunes, para que sepas cuales son las más esenciales. Aquí tienes disponible la lista de los imprescindibles

Los 16 aceites esenciales aromáticos más populares

Esta es la lista con los 16 aceites esenciales aromáticos más populares:

Aceite esencial de Abeto Blanco

Abeto Blanco: muy conocido en Europa por sus virtudes medicinales y su agradable aroma. Se utiliza principalmente para problemas respiratorios, fiebre y dolores musculares y reumáticos.
Funciones fisiológicas: analgésico, antiséptico, antitusivo, desodorante, rubefaciente.
Funciones emocionales: estimulante

Aceite esencial de Bergamota

Bergamota: es un hermoso aceite, con efecto antidepresivo, indicado para el comienzo de cada día.
Funciones fisiológicas: analgésico, antiséptico, antiespasmódico, desodorante, cicatrizante.
Funciones emocionales: antidepresivo, estimulante, refrescante.

Aceite esencial de Canela

Canela: resulta indicada para muchísimas afecciones, posee propiedades fisiológicas como ser: astringente, antimicrobial y antiespasmódica.
Funciones emocionales: afrodisíaca, estimulante.

Aceite esencial de Eucalipto

Eucalipto: es uno de los mejores aceites para problemas respiratorios.
Funciones fisiológicas: analgésico, antineurálgico, antiséptico, antiespasmódico, cicatrizante, balsámico, descongestivo, desodorante, expectorante.
Funciones emocionales: estimulante, refrescante.

Aceite esencial de Geranio

Geranio: ideal para armonizar mezclas de otros aceites esenciales aportando buen aroma.
Funciones fisiológicas: antiinflamatorio, antiséptico, astringente, cicatrizante, desodorante, fungicida, coagulante.
Funciones emocionales: equilibrante, balanceador, antidepresivo, estimulante, energizante.

Aceite esencial de Jazmín

Jazmín: con miles de aplicaciones, es uno de los favoritos y presenta muchas virtudes.
Funciones fisiológicas: analgésico, antiinflamatorio, antiséptico, antiespasmódico, cicatrizante, expectorante.
Funciones emocionales: afrodisíaco, antidepresivo, sedante, estimulante.

Aceite esencial de Lavanda

Lavanda: muy recomendada y reconocida por todos, por su gran versatilidad.
Funciones fisiológicas: analgésica, antiinflamatoria, antiséptica, antiespasmódica, cicatrizante, expectorante.
Funciones terapéuticas: calmante, sedante, equilibrante. Balanceador, antidepresivo.

Aceite esencial de Limón

Limón: conocido por ser un excelente antiséptico, también se destaca por sus propiedades para fortificar el sistema inmunológico.
Funciones fisiológicas: antimicrobial, antirreumático, antiséptico, antiespasmódico, bactericida, cicatrizante, insecticida.
Funciones emocionales: refrescante.

Aceite esencial de Manzanilla

Manzanilla: combate ataques de nervios y fiebre.
Funciones fisiológicas: analgésico, antialérgico, antiinflamatorio, bactericida, cicatrizante, fungicida, promotor de la transpiración.
Funciones emocionales: calmante, sedante.

Aceite esencial de Mejorana dulce

Mejorana dulce: es una hierba versátil con efectos calmantes y fortificantes.
Funciones fisiológicas: analgésico, antioxidante, antiséptico, antiespasmódico, antiviral, bactericida, expectorante, fungicida, vasodilatador.
Funciones emocionales: sedante, afrodisíaco.

Aceite esencial de Melisa

Melisa: asociada a problemas de origen nervioso, de corazón y emocionales, es utilizada además para tratar estados de ansiedad, melancolía y para revivir el espíritu.
Funciones fisiológicas: antiespasmódica, bactericida, repele insectos, estimulante de la transpiración.
Funciones emocionales: antidepresivo, sedante.

Aceite esencial de Menta

Menta: utilizada generalmente para tratar problemas respiratorios, resfríos, gripes y problemas intestinales.
Funciones fisiológicas: analgésico, antiinflamatorio, antiséptico, antipruríticos, antiviral, astringente, expectorante, vasoconstrictor, promueve la transpiración, refrescante, descongestionante.
Funciones emocionales: estimulante, energizante.

Aceite esencial de Naranja dulce

Naranja dulce: la naranja es una fruta muy nutritiva con vitaminas A, B, y C, y se utiliza mucho para la tos, los resfríos y la anorexia.
Funciones fisiológicas: antiinflamatorio, antiséptico, bactericida, fungicida.
Funciones emocionales: antidepresivo, sedante.

Aceite esencial de Pomelo (toronja)

Pomelo (toronja): el aceite esencial de pomelo ayuda a combatir la celulitis y limpia los poros congestionados. Provee un efecto estimulante sobre el sistema nervioso, aliviando dolores de cabeza y estrés.
Funciones fisiológicas: antiséptico, astringente, bactericida.
Funciones emocionales: estimulante.

Aceite esencial de Romero

Romero: utilizado para problemas respiratorios, circulatorios, problemas de origen nervioso, reumáticos y musculares.
Funciones fisiológicas: analgésico, antimicrobial, antioxidante, antiséptico, astringente, cicatrizante, fungicida, estimulante de la circulación.
Funciones emocionales: afrodisíaco, estimulante.

Aceite esencial de Ylang Ylang

Ylang Ylang: utilizado para tratamientos capilares y para calmar picaduras de insectos, posee además propiedades afrodisíacas.
Funciones fisiológicas: antiséptico y antiseborreico.
Fundones emocionales: antidepresivo, sedante y afrodisíaco.

Aceite esencial

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *